Un vistazo detrás del lente del proyecto Clamor de Libertad.


La fotografía como herramienta nos ha dado un sin fin de posibilidades, una de ellas es el retrato, de personas comunes, animales, plantas, marchas, eventos pero en este caso la fotografía documental va más allá para adentrarnos a la denuncia, Sí la fotografía plasma eventos o acciones que son evidencias de nuestro paso por este planeta desde que se inventó la fotografía análoga. Personas abusando de otras , de otros que por el simple hecho de no poseer una voz o de articular palabras dentro de lo que se puede llamar humano. Por que al paso del tiempo muchos grupos no han tenido voz por el simple hecho de no encajar en un estándar . Ya lo aplicaban los griegos o muchas sociedades desde la antigüedad, los demás animales, niños y ancianos no eran los que conformaban parte de los voceros de la comunidad. ¿Cuándo se ha autorreconocido el humano como animal para poder así otorgarle un lugar a los otros animales dentro de su círculo pero como iguales?

¿Cuándo se ha puesto la razón en reelevancia en lugar de la parte depredadora y destructiva?

Bueno esas son algunas interrogantes que producen las fotografías de Clamor de Libertad. ¿Dónde ha quedado la libertad de estos otros animales? Podemos percibir que la mayoría de los personajes documentados están atados a una cadena, con cintas de cuero en sus hocicos, encerrados en una caja de cristal cuando ellos son capaces de nadar y andar miles de kilómetros, encerrados ,confinados en una caja de metal, expuestos a climas extremos y abandonados en estado de inanición, abandonados en una terraza sin más espacio a dónde moverse, privándolos de socializar , todos los animales de este planeta son sociables cuando uno queda sólo puede morir de tristeza por ese abandono y desprecio que ha padecido por la huella humana, avorazada, feroz y sin compasión, con mucha indiferencia.

Pero por otro lado tenemos casos , no son muchos santurios pero ya hay avance donde se han creado refugios para diferentes especies que han sido rescatadas de centros de explotación ,llevando una vida libre, gallinas hacinadas anteriormente ven la luz del día o quizás estén probando alimentos que de verdad les nutren y gozan de el sabor de esos alimentos. Muchas personas se están aliando para crear un mundo mejor para los animales.

Le hicimos unas preguntas para conocer de antemano el proyecto.

¿Cómo construíste este proyecto?

Al ser consciente de la realidad que padecen los demás animales a quienes sometemos a causa del especismo, entendido este como el sistema de opresión que considera los intereses de los humanos sobre los intereses de los animales de otras especies, a quienes se les arrebata lo único y más preciado que tienen que es su vida y su libertad, fue el momento en el que me impliqué en el activismo por la Liberación Animal. En ese camino de aprendizaje tuve la oportunidad de conocer el trabajo de investigadores encubiertos que revelaban la violencia sistemática a la que subyugan a los demás animales que son utilizados para obtener provecho de sus vidas, a quienes se les reduce a alimento, vestimenta, instrumentos de trabajo, de compañía, de entretenimiento o de experimentación.

Así fue como conocí el trabajo invaluable de Jo-Anne McArthur fotoperiodista canadiense, Elideth Fernández fotoperiodista mexicana, Gabriela Penela fotógrafa e investigadora chilena, Tamara Kenneally fotógrafa australiana, todas ellas son parte de mi inspiración y también el trabajo de otros compañeros implicados en el movimiento antiespecista.

En ese momento me determiné a estudiar fotografía y mostrar el abuso sistemático en la práctica deleznable de la tauromaquia, así que por cuatro años estuve infiltrandome en corridas de toros, novilladas, becerradas, encierros y otros eventos taurinos. Pero en el camino para la realización de esta documentación pues me encontré con granjas, zoológicos, acuarios y otros centros de explotación, fue cuando el proyecto fotográfico empezó a tomar forma, comencé a buscar un nombre que reflejara aquello que los animales, a quienes capturaba con mi lente, nos expresan con sus voces y sus miradas, el Clamor de Libertad de cada uno de ellos.

Así se fue construyendo este proyecto que a través de la fotografía visibiliza a los animales oprimidos y que también cuenta las historias de liberación, porque hay lugares en el mundo que son un hogar para individuos rescatados de la industria de la explotación y quienes viven en paz y libres del sometimiento, aquellos lugares llamados santuarios.

¿Cuánto tiempo te tomó elaborar el acervo?

Por más de cinco años desde el momento en que estudié fotografía en el año 2014, he utilizado todo mi tiempo y esfuerzo en este proyecto. ¿Sabes? creo que no tenemos tiempo suficiente para poder luchar por los demás animales, no sabemos cuánto tiempo estaremos en este mundo, cuánta salud y fortaleza nos resta en este camino y con cuánto dinero contaremos para poder seguir, así que día a día tiene que ser un compromiso sin descanso porque yo vuelvo a casa, a mis privilegios y los demás animales se quedan ahí cautivos, oprimidos, dominados, sometidos y asesinados en este sistema especista que nunca descansa, así que no tenemos tiempo que perder. Ante las circunstancias necesitamos estar a la altura, porque no luchamos por nosotros mismo, sino por alguien más que no puede hacerlo por sí mismo y eso nos exige una tremenda responsabilidad y compromiso.

¿Alguien te ha escrito a tu correo? ¿Qué comentarios te han hecho vía mail o redes sociales?

Sí, he recibido muchos mensajes, siento un profundo agradecimiento hacia esas personas y compañeros de lucha por tomarse el tiempo de ver las fotografías, leer las publicaciones y compartirlas. Pues me dicen cosas muy gratas sobre mi trabajo, que son excelentes fotografías donde expongo la realidad que viven otros animales, que les permito por medio de ellas ponerse en su lugar, que gracias a los textos y reflexiones que acompañan las fotografías han sido inspiración para solidarizarse con los otros animales, también me han escrito para darme las gracias por mi trabajo y eso a mí me llena de un sentimiento de infinita gratitud porque es lo mínimo que puedo hacer por los animales de otras especies.

Me han contactado mis compañeros de lucha para solicitar mi autorización para utilizar las fotografías de Clamor de Libertad, y pues les agradezco mucho que se tomen la molestia de escribirme, saben que esa autorización es innecesaria porque todas las fotografías son de libre uso para quienes luchan por un mundo justo para los animales. Y ha sido muy grato que los primeros que me escribieron para usar las fotografías de Clamor de Libertad fueron nuestras compañeras de Prensa Vegana en Chile, porque el movimiento antiespecista lo construímos entre todos.

Y bueno, mira, no quisiera decir esto porque no me gusta darle difusión a esas personas que ridiculizan la lucha antiespecista o a quien escribe mensajes de odio, pero ya que se da la oportunidad me gustaría mandarles por medio de esta entrevista un mensaje, porque nunca les contesto, no merecen ni un segundo de mi tiempo. Pero sí, también he recibido mensajes de explotadores que amenazan con denunciarme sino quito alguna fotografía o video, mensajes insultándome y recordandome a mi mamá. A todas esas personas lo único que les puedo decir es que me importa nada lo que tengan que decir, porque el antiespecismo es una causa justa y legítima, esa gente pierde su tiempo porque no voy a parar de luchar.

¿Qué te han dicho respecto a tu trabajo personalmente?

Pues vaya, quizá no soy la persona que debería contestar esta pregunta, me gustaría que esas opiniones te las contestara alguien más, la verdad me incomoda un poco porque me dicen cosas muy lindas como que son impactantes las fotografías, que todo mundo debería conocer mi trabajo, que son excelentes al transmitir la violencia especista, que gracias a mi trabajo se han dado cuenta que los animales de otras especies no deben ser utilizados, que mucho aguante, en fin, siempre palabras de aliento, cariño y respeto.

¿Tienes idea de cuántos animales has retratado?

No, no puedo darte una cifra exacta de los animales que he retratado, pero recuerdo a cada uno de ellos. Es difícil olvidar el rostro de alguien en un estado de vulnerabilidad, de indefensión y en el momento en que no puedo hacer nada más que capturarlos con mi lente y después contar su historia, porque todos esos animales tienen una historia, sus historias siempre son de opresión, de abuso, de dominación, de violencia, de abandono, de muerte, de injusticia.

Hay historias, como te decía hace un momento que se escriben en los santuarios, para mí son las más lindas: las historias de liberación, retratar animales quienes fueron sometidos a la explotación y tienen la oportunidad de vivir en libertad es maravilloso verlos en paz, libres y siendo ellos mismos. Esos han sido los mejores momentos de mi vida, conocer a los sobrevivientes del especismo es un honor para mí, son inspiración en mi vida.

¿Has contado las fotografías que has tomado?

Hijole, pues mira, yo calculo que durante todos estos años he tenido la oportunidad de tomar más de 18 mil fotografías.

¿Qué otros países has visitado?

Hasta ahorita tuve solo la fortuna de estar en Canadá, alguien a quien amo profundamente me pagó mi boleto para viajar allá y me dió la oportunidad de conocer el activismo que realiza Animal Save Movement en sus vigilias en Burlington y en Toronto, pude documentar el zoológico y el acuario de Toronto. La violencia especista que ejercemos en contra de otros animales es universal, en cada país de este mundo hay animales padeciendo injusticias.

¿Qué te dicen aquellos animales, cuál es el mensaje de cada retrato de uno de ellos?

Cada animal nos envía un mensaje claro: desean ser libres. Los animales no quieren ser utilizados ni con buen trato ni con mal trato, no es una cuestión de intensidad de la violencia sino de respetar sus vidas. Ningún animal va al matadero feliz, ni mucho menos nos dan sus huevos o su leche, tampoco viven en las granjas en pastos verdes, ni habitan con “bienestar animal” en los acuarios o zoológico, ni “dan su vida” por nosotros en los rescates o viven vidas idílicas en las ganaderías de toros de lidia, nada es como nos lo pinta la industria de explotación.

Creo que me tomo el atrevimiento de exponer sus mensajes, porque no soy quien para expresarlo de la manera que ellos merecen pero su mensaje es fácil de comprender para quien quiere escucharlo, los demás animales quieren dejar de padecer violencia especista, dejar de ser considerados comida, vestimenta, objeto de entretenimiento o experimentación, dejar de ser usados como herramientas de trabajo, dejar de ser utilizados para beneficio de los humanos, dejar de ser ultrajados, abusados, asesinados. Los animales no merecen lo que les hacemos, es innecesario e injusto.

Es claro el mensaje de conciencia contraespecista ¿Puedes explicar el término para aquellos seres a los que no les ha llegado el mensaje?

El especismo es el sistema que considera los intereses de los humanos por encima de los intereses de los animales no humanos, esta supuesta superioridad del homo sapiens sobre el resto de animales tiene su origen en el antropocentrismo, lo que nos lleva a considerar e incluir a unos dentro de nuestro círculo moral y a excluir a otros por razón de su especie.

Para combatir el especismo lo mínimo que podemos hacer como primer paso es implicarse en el veganismo, entendido este como una postura política de oposición a la opresión de los animales de otras especies, rechazando toda forma violencia especista. Tenemos que dejar en claro que el veganismo no es una dieta ni supone exclusivamente una alimentación basada en plantas o el simple consumo de productos 100% vegetales, es un posicionamiento que reivindica a miles de millones de animales explotados alrededor del mundo, evidencia las injusticias que padecen desde su nacimiento forzado, cuestiona el estado de propiedad que se les ha impuesto y exige el fin de la opresión por el simple hecho de no pertenecer a la especie humana; como siguiente paso es comprometerse en la lucha antiespecista con la finalidad de generar un cambio político, transformar la conciencia social, así como, despertar la solidaridad y el respeto hacia todos los animales. Y por supuesto, esta implicación comprende el auxiliarlos en situaciones de vulnerabilidad.

¿Todo problema mundial estará ligado a la explotación animal? ¿A la explotación del humano a todo lo que se mueve, respira y camina es el principal motor de la problemática mundial, no sólo de conciencia sino ambiental , animal, feminicida?

Creo que todo problema mundial está ligado a sentirnos superiores a alguien más. Este afán de considerar inferiores a quienes son diferentes a mi por su condición étnica, su especie, su diversidad funcional, su edad, su orientación sexual, su identidad de género, etcétera, todos estos constructos sociales son la causa de segregar, estigmatizar y generan violencia.

Sí, las acciones codiciosas de los humanos son el origen de los daños ocasionados a los animales no humanos, a nosotros mismo y al planeta, el problema es que vivimos en una sociedad enceguecida por el consumo, la indiferencia y el egoísmo. Se ha normalizado la violencia en cada una de sus caras, la gente no se cuestiona absolutamente nada y aunado a esto les es difícil soltar sus privilegios.

¿Qué música escucha, qué literatura, qué cine y qué otro arte ve Clamor de libertad?

Con respecto a la música, depende del ánimo en que me encuentre y qué esté haciendo, porque para trabajar revelando o escribiendo pues me gusta escuchar a Röyskopp, Cistem Failure, CocoRosie, The Do, Rone, Amy Winehouse, Liberando el Corazón, Decisión, Accidente, Krudxs Cubensi entre otras, también me gusta Lila Downs, Mon Laferte, Sia. Si estoy cocinando o haciendo limpieza me gusta algo más movidito como las cumbias jajajaja, escucho mucho el radio.

Sobre literatura la verdad todo el tiempo que puedo leo libros, textos y artículos antiespecistas y veo videos o documentales sobre liberación animal y derechos animales, porque es demasiado material que sale día a día y desafortunadamente no son de 48 horas.

¿Cine?

Me gusta el género de drama, suspenso y mis favoritas de siempre serán las películas de terror, me encantan las películas clásicas de miedo como El bebé de Rosemary y el Exorcista, también me gustan algunas películas que tratan sobre “el fin del mundo” y de zombies, quizá espero que algún día algo semejante suceda y nuestra especie padezca tanto y más de lo que les hemos hecho padecer a los animales de otras especies y por fin paremos creando un mundo justo para todos.

¿Crees que algún día la humanidad entenderá que le estamos haciendo daños a los otros animales, porque evidentemente somos animales?

Honestamente hay días que dudo mucho que tengamos la capacidad de comprender que todos en este mundo, sin importar la especie, tenemos derecho a vivir libres y en paz. Pero en el fondo de mí hay algo que me dice que podemos lograrlo, que podemos ser solidarios con los demás animales, que sí somos capaces de dejar de sentirnos superiores. Sí yo tuve la capacidad de ponerme en el lugar de los animales de otras especies los demás humanos también pueden.

¿Gustas añadir algo más? Este es tu espacio y puedes compartir un mensaje que quieras dar.

Muchas gracias amiga por considerar mi trabajo, por tomarte el tiempo para esta linda entrevista, a quienes leen estas líneas gracias. Una súplica, en el mundo que hemos construído de dominación, apatía e indiferencia no tenemos más tiempo ante las injusticias, no podemos seguir volteando la cara y continuar con nuestros privilegios, es urgente y necesario tomar posición y acción lo más pronto posible, los animales no tienen tiempo están padeciendo innecesariamente violencia especista por nuestras decisiones, basta de esta superioridad de especie, basta de especismo, basta de creernos el centro del mundo, no lo somos.

*Todas las fotografías son autoría de Clamor de Libertad ,para cualquier uso favor de dirigirse a su página. Las fotografías sólo han sido utilizadas con fines ilustrativos, informativos.

https://clamordelibertad.com/

https://www.facebook.com/ClamorDeLibertad

https://www.instagram.com/clamordelibertad/

#Artes #activismo

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.