Dalí y el séptimo arte

Salvador Dalí es muy conocido por sus pinturas surrealistas, sus esculturas, sus libros, sus locuras, en fin, es reconocido por ser el <<surrealismo encarnado>>. Pero, ¿cuántos conocen al Dalí, director de cine?

La relación entre el cine y Dalí fue muy estrecha aunque esporádica, pero siempre con el sello del pintor. Queriendo revolucionar la forma del ver el cine, desde su exclusiva mirada de lo que es el mundoconsciente e inconsciente.


“Para que una película parezca prodigiosa a los espectadores, hay que acabar el repugnante ritmo cinematográfico actual, esta convencional y enojosa retórica del movimiento de la cámara. ¿Cómo creer en el más banal de los melodramas cuando la cámara sigue al asesino por todas partes en trávelin, hasta el lavabo donde va a lavarse la sangre que mancha sus manos?” Salvador Dalí.



Dalí participó con grandes cineastas pertenecientes al surrealismo, uno de los más importantes fue “Un Perro Andaluz” que dirigió en 1929 junto con su amigo Luis Buñuel.


Una colaboración destacada, fue la realización del cortometraje “Destino”,que Walt Disney le encargara a Salvador Dalí a mediados de los 40. Se estrenó hasta el año 2003 y el siguiente año fue nominada al Oscar. Hubiera estado genial ver un Mickey Mouse con enormes piernas y bigote.



Otra aportación de Dalí al séptimo arte fue con al maestro del misterios, Alfred Hitchcock con su película “Recuerda” (1945), concretamente en la parte referente a los decorados, cuando la secuencia de regresión hipnótica en la que Gregory Peck desvela sus sueños para mediante la psiquiatría interpretarlos y hacer que de esa manera recupere la memoria.


El pintor español y el realizador británico trabajaron intensamente durante un mes para crear la famosa secuencia onírica. Inicialmente el sueño iba a durar 20 minutos, pero el productor David O. Selznick no lo permitió, y la secuencia quedó drásticamente recortada a dos minutos. A pesar de contar con 18 minutos menos de los inicialmente previstos, artista y director aprovecharon muy bien el tiempo y en esos dos minutos dieron rienda suelta a su imaginación y crearon una escena inolvidable.


En su participación cinematográfica hay referentes de sus obras, tales como El asno podrido, Un chien andalou, El alma, La carretilla de carne y Babaouo. En sus colaboraciones muestra elementos como <<mierda, la sangre y la putrefacción>>. Así, evoca imágenes surrealistas como la decepción, el desagrado y la repulsión.


A pesar de que llevó a cabo pinturas, dibujos, guiones y algunos ensayos relacionados con la cinematografía, muchos de sus trabajos fueron una decepción para el autor, como expuso en su obra Dalí y el cine, en la que describió el séptimo arte como “un sueño itinerante capaz de ofrecer nuevas posibilidades.”


Si las pinturas de Salvador Dalí son surrealistas, el cine lo es aún más. De sus libros, mejor no hablamos, pues tal vez quedemos igual de locos que él, sin la parte de su genialidad.



Publicaciones
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.