Santo: ¡Una revista Atómica! (cuando el cómic se llamaba historieta)


Antes de llegar a los cómics o a la pantalla grande el Santo demostró que era uno de los mejores luchadores de la década de los cuarenta, su tenacidad y versatilidad en el ring le valieron el respeto de sus contrincantes y la admiración del público, para 1946 el Santo ya había sido Campeón Nacional Welter, Campeón Nacional Medio y Campeón Mundial Welter. Diez años después de su debut como luchador, Santo “El enmascarado de plata”, llegó a las historietas mexicanas y lo hizo rompiendo records de ventas, surgido de la inventiva del dibujante y editor José Guadalupe Cruz, Santo se convirtió en el primer superhéroe de la literatura popular mexicana y uno de los más queridos, junto al legendario Kalimán.

La revista: Santo “El enmascarado de plata” ¡Un semanario atómico!, fue la primera historieta con un luchador como protagonista y lanza su primer número a un precio de 50 centavos en agosto del 1952, primeramente fue semanal y muy pronto gracias a su popularidad se tuvo que editar tres veces por semana, modificando el final del nombre por “¡Una revista atómica!”, adquirió tanto éxito que se publicó durante más de 25 años.



La historieta del Santo fue una de las más exitosas en nuestro país y un hito en la vida de la historieta mundial, se afirma que se llegaron a tirar más de un millón de ejemplares a la semana y a pesar de ser una historieta 100% nacional, existieron cartas de lectores extranjeros que llegaron a la editorial con algunas peticiones y recomendaciones, no se nos debe olvidar que a fin de cuentas fue la única historieta en el mundo en la que su protagonista realmente existió.





Con un “recurso narrativo de aventuras extrovertidas que por lo general se mueven entre la ficción científica y la Biblia ficción” como afirma Armando Bartra, José G. Cruz se encarga a través de sus guiones y la técnica del fotomontaje hacer que Santo se traslade a “El continente misterioso”, “La exótica isla perla” y hasta el mismo Infierno para enfrentar a todo tipo de males y rufianes como: Rasputín, El Ciclope, Minotauro, El Doctor Muerte, El Hombre de Fuego, El Dragón, Araña Negra, El Mago Merlín, El jinete sin cabeza, El hombre Lobo, Belcebú, El Conde Drácula, Alí Baba, los asesinos de niños de Guanajuato y un largo etcétera, librando extraordinarias batallas metafísicas contra los demonios que poblaban las pesadillas mexicanas de mediados del siglo pasado, con el único fin de llenar de diversión y entretenimiento al pueblo de México.





El Santo siempre fue un magnifico luchador y lo demostró en los cuadriláteros, fue un personaje de historieta que hizo divertirse y fantasear a millones de personas y fue también el pilar principal de un género cinematográfico-musical único en el mundo; por eso el Santo es un icono en la cultura popular, un superhéroe mexicano y una leyenda que, “sin límite de tiempo”, sigue viva.


Publicaciones
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.