“Silencio, las aves pasan volando”

Una obra de teatro donde los actores desnudan el alma y los pensamientos.


En un pequeño cuarto en penumbras, donde sobresalen cuadros inquietantes, lámparas con luces de diversos colores y libros por doquier, dos jóvenes confrontan sus temores y revelan anhelos dejados en el olvido al dialogar con sus voces y cuerpos sinceros, con la premisa de que <<la realidad dejó de existir desde hace mucho tiempo>>.

En la obra <<Silencio, Las Aves Pasan Volando>>, los dos personajes masculinos, con el coraje del amor que los une, dejan al descubierto sus demonios internos recluidos en recuerdos, fracasos y pretensiones mutiladas por una sociedad que les impone conductas contrarias a sus identidades.


A lo largo de más de una hora ambos jóvenes van experimentando sentimientos que desembocan en una explosiva pasión que los lleva a despojarse física y emocionalmente de ataduras. Como si fuesen caparazones emocionales se quitan y ponen sus ropas mientras desnudan sus ideas y visten sus sentires en conmovedores movimientos corporales que expresan lo que sus bocas callan.

Son dos almas opuestas y solitarias, la de un escritor frustrado y la de un ex bailarín convertido en oficinista, que comparten un espacio vacío ahora inundado de confesiones, reclamos y perdones con el único objetivo de alcanzar la libertad, pese a que, revela el asiduo literato, <<en el fondo lo único que tengo es miedo>>, quien más adelante asevera que <<la ignorancia es la base de la felicidad>>.

Eduardo Celaya Díaz, productor, director y actor de esta puesta escénica que se presenta en el Centro Cultural Rombo Negro, confiesa que es un guión en muchos momentos autobiográfico, en el que explora esos demonios que nos atormentan hasta que los dejamos salir, y que junto a Bruce Chang recrean de manera sublime.


<<Aquí no hay buenos ni malos, solo hay>>, aclara uno de los personajes que se funde con su compañero, quienes utilizan sus cuerpos como vehículos de expresión de los más íntimos sentimientos hasta llegar a una catarsis obligada para alcanzar a entender y a veces a justificar el comportamiento humano, quien en el fondo sólo busca la utopía del amor puro y la libertad completa.

Esta segunda obra de Eduardo Celaya, su opera prima se tituló <<Acuerdo Prenupcial>>, llega a su madurez al pasar de personajes femeninos a masculinos. Detalla que al principio prefirió la imagen de dos mujeres amantes al ser menos amenazante para el público, pero luego se arriesgó por copiar su realidad en este foro ubicado en la zona de Satélite.


Y destaca que <<Silencio, Las Aves Pasan Volando>> surgió como una necesidad propia de escupir sentimientos y pensamientos, que de no sacarse amenazan con ahogar lo poco o mucho de pureza que queda en el ser.


Publicaciones
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.