De muertos y su comida

Noviembre llega y las calles de México se visten de fiesta pues es temporada de muertos, sin duda una de las tradiciones culturales más bonitas y complejas de nuestro país. La muerte en México no es un tema gris y melancólico, de hecho todo se llena de colores y aromas, platillos, bebidas, fiesta, risas y momentos agradables recordando a aquella persona que se adelantó. Es un día de reunión espiritual, donde los vivos le cocinamos a los muertos, recordamos sus platillos favoritos y llenamos la casa de colores, flores, frutas y velas.


Como toda buena reunión, la comida es clave, y acá les traemos los estelares de la gastronomía en el día de muertos.


Pan El pan de muertos, es un clásico y debe estar presente en todo altar de muertos. Se encuentra con diferentes variantes, bañado de azúcar o ajonjolí y se presenta de diferentes formas dependiendo el estado que se visite. Su origen viene de una especie de pan que se hacía en la época prehispánica elaborado a base de amaranto tostado el cual era bañado en la sangre de algún sacrificio humano. Los colonos españoles, al no aceptar tal “barbarie” elaboran un pan esponjado de trigo que se baña con azúcar y se pintaba de rojo.


Calabaza en tacha Este es un dulce tradicional que se expone en los altares en platos de barro. Se elabora con calabaza de castilla, piloncillo y canela.

Este postre tiene también una evolución. La primera fase es con los mayas quienes horneaban las calabazas bajo tierra en una especie de barbacoa y se endulzaban con miel de abejas meliponas.

Posteriormente, cuando los ingenios azucareros llegan a México sustituyen la miel por azúcar o piloncillo. El postre se llama calabaza en tacha pues la cuenca donde se produce el piloncillo se llama tacho. Como éste dulce podemos encontrar variantes con frutas como papaya y tejocote.


Alfeñiques Éstos dulces o figuras de azúcar tienen un fin decorativo. Este arte se desarrolla en la época Colonial y con él se hacen figuras alusivas a la muerte. Calaveritas, catrinas o las tradicionales tumbitas de colores.






Tamales Presentes en casi cualquier fiesta mexicana. Hay de millones de sabores, formas y variedades. Dulces o salados, envueltos con hojas de maíz o plátano.





Atole Esa bebida que ha pasado por generaciones desde las culturas prehispánicas llega con mucha variedad de sabores y texturas.






Mole El mole es otro de esos platillos que está presente en toda fiesta mexicana. Es un platillo complejo, elaborado a base de más de 30 ingredientes diferentes y también lo podemos encontrar en diferentes versiones dependiendo el estado que visitemos.





Chocolate caliente El chocolate caliente es la mejor pareja para los tamales o el pan de muerto. Y de igual forma es una bebida ancestral. El chocolate era consumido por los mayas y aztecas, posteriormente pasó a manos de los españoles quienes agregaron leche, canela, azúcar y lo calentaron creando lo que hoy en México se consume como chocolate de mesa. El día de muertos es una fiesta completa con una carga cultural y folklórica impresionante. Es importante que defendamos estas fiestas pues son algo único a nivel mundial, y además es un tema que tiene alcance en todas las ramas de las bellas artes y de las ciencias sociales. La muerte en México significa todo menos muerte, significa vida y colores, bromas y chistes, comida y cultura, risas y bebidas. La muerte es una fiesta y como tal hay que festejarla. ¡Feliz día de muertos a todos!

Publicaciones
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.