Amor al chocolate

Febrero ha llegado y con el las calles se visten con corazones y rosas y muchas decoraciones alusivas al día del amor y la amistad. Es una festividad festejada a nivel mundial donde se acostumbra dar regalos de flores, peluches o chocolates a las personas que se consideran queridas, amigos o parejas. La pregunta de hoy sería: ¿por qué chocolates?, ¿será por su sabor?, ¿por su precio valioso?, o tal vez para conquistar a las chicas o chicos a través de su estómago.

La respuesta va un poco por el lado histórico y un mucho por el lado científico y químico. Históricamente el chocolate ha sido objeto de deseo desde sus orígenes. En las épocas prehispánicas era exclusivo de clases altas, guerreros y sacerdotes que lo usaban como comunicación con los dioses y por su alto nivel de energía, también hay registros que algunos de ellos consumían la bebida antes de tener jornadas sexuales altas. Moctezuma, por ejemplo, consumía de 30 a 40 jícaras de agua con cacao y maíz un día antes de reunirse con sus mujeres.




Cuando el chocolate llega a Europa, llegan también escritos con las recetas y usos del mismo. Rumores de sus efectos afrodisiacos alcanzan las cortes españolas y francesas y la bebida se hace famosa por su efecto en las personas, románticamente hablando. Años más tarde cuando el chocolate llega al mundo de la repostería y aparecen los bombones y la confitería de chocolate, surge en Inglaterra una caja en forma de corazón rellena de chocolates consumida por muchos para regalarle a sus pretendientes y conquistar sus corazones.





Ahora, ¿qué pasa cuando comemos chocolate? El chocolate es un alimento que contiene aproximadamente 380 sustancias químicas diferentes que tienen efectos en las distintas reacciones químicas del cuerpo. Casualmente éstas reacciones químicas son muy similares a las que produce el cuerpo humano cuando se está enamorado.



Algunas sustancias que contiene el chocolate son:


  • Triptófanos y serotonina: Producen efectos de relajación y bienestar.

  • Cafeína: sustancia psicoactiva que nos pone alerta.

  • Xantinas: Estimulantes naturales similares a la cafeína.

  • Teobromina: Vaso dilatador que incrementa el flujo sanguíneo.

  • Feniletilamina: Estimulador de la dopania, que es un neurotransmisor que activa la sensación de placer.

  • Anandamida: Similar a la anterior.

  • Flavonoides: Substancias que estimulan el flujo sanguíneo en ciertas partes del cerebro 2 o 3 horas después de consumirlos generando sensaciones similares a los analgésicos.


Leyendo estas reacciones y comparando lo que sentimos al estar con la persona indicada, podemos decir que el chocolate es una buena forma de potencializar esas sensaciones o de estimularlas individualmente, pues químicamente es una droga del amor. Para este san Valentín recomendamos la línea especial de Kuxtal chocolate que presenta 3 sabores de temporada que pueden ayudar a conquistar a esa persona tan especial para ustedes. Pueden encontrarlos en Facebook.com/Kuxtal

Publicaciones
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.