El mirar de Van Gogh

Siempre hemos conocido a un artista por sus obras, que siempre nos provocarán algo de que hablar; sin embargo, no nos adentramos a la razón de dichos trabajos y mucho menos a su vida.

Vincent Willem van Gogh, nació el 1 de mayo de 1853, fue el mayor de los seis hijos de Teodoro van Gogh y de Ana Cornelia Carbentus; nunca le faltó educación y entra a los 16 años, como aprendiz en la Galería Goupil & Cie, en la Haya, propiedad de su tío. Posteriormente por razones comerciales se traslada a Londres, donde comienza su etapa más creativa y la correspondencia con su hermano Theo, él cual es menor que Vincent por cuatro años.


Tras abandonar Londres por un fuerte rechazo amoroso, se convierte en un hombre solitario con el transcurso del tiempo y se enfoca en actividades voluntarias para ayudar a sus semejantes, inicia su interés por el estudio de la Biblia; sin embargo, su espíritu religioso se viene abajo pero no su compromiso social y ve en el arte un medio para ayudar a la humanidad.


Se matricula en la Academia de Arte de Bruselas, pero su fuerte naturaleza autodidacta hace que no concluya sus estudios, siguiendo apasionadamente el estudio detallado de diversos artistas como en sus inicios fue Rubens y con el tiempo se detuvo al análisis de Monet, Delacroix y Millet.


Es agobiante el hecho de estar enfermo y saber que con el tiempo irá avanzando la locura, sin darte cuenta de que la realidad se mezcla con el pensamiento no racional; sumando a esto la fuerte convicción por tomar la responsabilidad y la resignación de aceptar cada día sin la compañía de alguien. La única forma para seguir con un propósito de levantarse es mediante el dibujo, la pintura y el escribir cartas a la persona que tanto aprecia y de la cual recibe su apoyo incondicional.


Cuando Vincent escribía a Theo, siempre reflejó una gran gratitud a él y a quienes lo apoyaban; también mantenía la ilusión por recuperarse, que su enfermedad era ya parte de su destino, pero estar sin pintar, era no seguir viviendo.


“Es muy desolador para mí, pensar que tantos pintores habían terminado así: Troyon, Marchal, Méyron, Jundt, Maris, Monticelli y una docena más.”


Conoce a Paul Gauguin, mismo que decide vivir con él dos meses, tiempo donde Vincent aprende a pintar a memoria como su amigo; mismo que le comenta sobre los trabajos de Claude Monet, acentuando “Los girasoles”, obra que se convierte en aspiración para van Gogh y que realiza pocos meses después, recibiendo una buena crítica de Gauguin.

Con el tiempo van Gogh comenta: “Me gustaría hacer algo como la tela de los girasoles, porque me sorprende que nadie los haya hecho todavía como yo los veo.” Pues resulta que estas flores no se conocían comúnmente, ya que son resultado de una mutación genética que sólo el artista observó en aquel tiempo, haciendo de su obra única y que actualmente es la variante económicamente más importante, el girasol de doble flor.


Podemos recordar a Vincent Willem van Gogh como un amante de la naturaleza, de lo melancólico y evasivo al mismo tiempo, como un hombre amoroso pero también muy solitario que tristemente quiso luchar contra su adversa vida, siempre tratando de plasmar imágenes de una realidad que podría ser consoladora.


En la revista "De Portefeuille", el crítico holandés Joseph Jacob Isaacson escribe un artículo sobre Van Gogh: "¿Quién interpreta para nosotros con formas y colores la vida grande y vigorosa que en nuestro siglo cada vez es más consciente de sí misma? Yo conozco a un hombre, un lobo solitario, un pionero que lucha solo en la oscuridad de la noche, y la posteridad se acordará de su nombre: Vincent. A propósito de este notable héroe - un holandés - se podrá decir más en el futuro". De ésta publicación van Gogh, se preocupa por evolucionar su obra al no creer en las palabras del crítico. Años posteriores a su muerte, el crítico Albert Aurier, escribe diversos artículos en una de las revistas más importantes de París, Le Mercure de France, pues Vincent insiste al crítico que no escriba sobre su obra y vida, pues no soportaba la publicidad, ya que le provocaba un inmenso pesar.


Pueden adquirir Cartas a Theo, publicación de toda la correspondencia entre los hermanos van Gogh, en la cual se lee a manera de diario, las ilusiones de un hombre aniquilado por la soledad que suplica afecto y que provocan aferrarse a una salvación espiritual, mediante la pintura. Siempre preocupado por que cada obra tuviese un marco, un tiempo y un lugar adecuado en alguna habitación.

“Mi pincel se desliza entre mis dedos como un arco sobre el violín, y absolutamente para mi placer.”


Para conocer a detalle todas las obras de Vicent van Gogh, pueden entrar aquí.

Publicaciones
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.