Porno, marihuana y espaldas mojadas. Eric Schlosser

El escritor estadounidense Eric Schlosser se ha tomado partido al narrarnos lo horrores de la industria cárnica y cadenas de comida chatarra en Fast food nation.


En esta ocasión el escritor estadounidense adentra al lector a una seria y exhaustiva investigación acerca de tres agentes importantes en la economía sumergida de los Estados Unidos. Divide esta obra en tres capítulos, desde la estigmatización de la marihuana como elemento principal de cualquier persona en la época de independencia, la evasión de impuestos por el emporio de la pornografía aunado a la doble moral de este país y la explotación a los trabajadores de los campos de fresas en California. La marihuana, planta medicinal usada en ritos de meditación y como medicina en culturas antiguas. Específicamente en Estados Unidos era una nación con libre albedrío de cultivar cáñamo, dichos cultivos no eran mal vistos sino al contrario (como actualmente son vistos los campos de maíz). De este material se elaboran hasta la actualidad ropa, papel y otros productos. Varios han sido los mandatos donde se ha etiquetado a la marihuana como droga, relacionada a delincuentes, hippies o a alguien que no tiene cabida en el sistema capitalista.


El emporio de la pornografía es representado por un hombre… El cual ha evadido impuestos desde su apogeo. La doble moral, pues es un negocio que efectivamente deja mucho dinero pero supuestamente está prohibido. En Noruega la pornografía está al alcance de cualquiera pues está permitido, aunque no recauda dinero pues al estar permitido la cantidad de consumidores es casi nula. Por otro lado en Estados Unidos se han disparado las formas de consumo de este entretenimiento misógino y para satisfacer las necesidades de voyeristas hasta pedófilos ligado a trata de personas. Mientras tanto en los campos de fresas, miles de inmigrantes que trabajan como jornaleros deben padecer los abusos de los capataces y la gente que está a cargo de esas personas. Pues reciben todo el dinero que se les paga por cosecha pero los trabajadores son los que no pueden exigir sus derechos pues por ser indocumentados reciben un mísero pago. Los capataces o encargados son los que se roban el dinero que en realidad deberían estar recibiendo los campesinos. Aunado a la mala salud de los trabajadores pues viven amontonados como ratas en viviendas precarias o hasta en casas de cartón. Desarrollan enfermedades como tuberculosis y enfermedades venéreas.

Publicaciones
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.