Vaginas del Gran Poder , poesía , hilos de colores y piedras preciosas para empoderar desde Bolivia

En esta pandemia muchos creadores han estado trabajando el doble, es el caso de Adriana Bravo y Geogina Santos que no han parado de bordar de costurar , antes dela pandemia ya habían presentado sus Vaginas del Poder en varios lugares de Bolivia entre otras latitudes. Bordando resistencia.


Adriana Bravo

Georgina Santos

¿Cuál es la evolución desde Ixnola hasta estos tejidos de vulvas?


El proyecto Ixnola puede tocar algunos nodos, pero diría más bien que viene desde otras preguntas y actos, como haber salido a las calles hace varios años con Las Sucias a pintar la “Virgen de las Panochas”[1], mis bordados de las “Despeinadas” [2] o los mini prendedores de vulvas que hago en tiempos de espera. Todo ello se juntó con las inquietudes de la artista mexico-boliviana Adriana Bravo, entonces comenzamos a realizar la serie Vaginas del Gran Poder.

¿Cuál es el concepto que manejan?


Vaginas del Gran Poder propone ser una distorsión y acto doloso a la iconografía tradicional para incorporar lo femenino a través de técnicas textiles aplicadas en animales como cóndores, pumas, lagartijas, sapos y serpientes, que en la tradición andina, fungen como receptáculos que ayudan a la canalización de deidades, energías o entidades tutelares.


Perturbar esta iconografía es importante y necesario debido a la edición histórica y social del papel de la mujer. Sentimos que la expresión visual de lo femenino y el tercer género fueron violentamente extirpados e intencionalmente encasillados en patrones binarios, dejando mutilada la posibilidad de innumerables estancias genéricas de una misma deidad o ser vivo.


Este poder y control sobre el cuerpo, y lo que conlleva como deseo y placer, se ha instaurado más enérgicamente después de la conquista, en pos de explotar y conquistar el cuerpo de los habitantes y así imponerse sobre las relaciones sociales y el territorio.


Para hacer un mayor énfasis proponemos la reincorporación cruda y vívida de elementos femeninos, dando un especial acento a la parte femenina que ha sido borrada, relegada y encubierta por el poder patriarcal: la vulva.


Se llaman del Gran Poder, porque hace alusión a una de las mayores festividades de la Ciudad de La Paz, Bolivia, en donde año por año, salen miles de danzantes a modo de ritual para agredecer y pedir favores al Señor Jesús del Gran Poder, que cabe mencionar tenía en una época tres rostros, lo cual para algunxs investigadores como Silvia Rivera, lo relacionan con esta visión trivalente de las culturas precolombinas.

¿Cómo se llama tu colectivo Yina o estás manejando esto como un tema personal o de lo personal se fue a lo colectivo?


No tenemos un nombre como colectivo, trabajamos las dos ( Adriana y yo) en el diseño, conceptualización y realización. A la par se involucran muchas manos, pensamientos y afectos de artistas que nos apoyan como Julieta Ortuño, Gladys Cruz, Bertha Cortez y hasta la cantante de hip-hop Nina Uma. De igual modo, Gilmar Tambot colabora con nosotras en la parte electrónica, ya que varias de las piezas son interactivas.

¿Cómo les ha ido en esta itinerancia en Bolivia y el recibimiento del público allá?


Bueno, la obra se crea desde Bolivia; desde el bordado y aplicaciones que se realizan para el diseño de trajes religiosos y danzas populares como la morenada y diablada.


Visualmente es muy llamativo, y por la gran cercanía a la fiesta, es muy reconocible la técnica. Que sean vulvas, a algunas personas molesta, va mucho en relación a la moral, religiosidad y desinformación sobre la sexualidad. Ha habido algunos comentarios, más en redes sociales, que vinculan a la sexualidad femenina como algo obsceno o tabú que no hay que mencionar.


Por otro lado, hemos realizado una serie de talleres con mujeres para acercarnos al tema de la sexualidad, el deseo y los afectos propios, a través del bordado, el dibujo y la expresión corporal. De ahí tenemos historias, sonidos y poemas que incorporamos a algunas piezas. Las hemos exhibido en varias partes, la primera en El mercado, un pequeño espacio de contracultura en Sucre. Dudamos del recibimiento, ya que es una ciudad conservadora, pero mujeres y hombres estaban encantadxs leyendo los títulos y viendo los detalles de las piezas.

¿Cuánto tiempo toma hacer los cuadros de vulvas?

Depende mucho del tamaño y diseño pero por ejemplo, uno de tamaño medio (50 x 70 cm) nos lleva alrededor de dos meses.

Cuéntanos de tu experiencia en Bolivia ¿Por qué emigrar a este país andino y qué te dejó en cuanto a lo textil o lo visual?


Llegué a Bolivia por una estancia de investigación de la UNAM con la Maestría en Artes. Todo el universo confabuló para que llegara y una de las razones para estar ahí era el textil. De principio quería saber cómo eran las técnicas, cómo era la organización de grupos y el uso que se daba, principalmente en las comunidades y en lo que decimos como arte contemporáneo.


Me encontré a un país con textiles realmente vivos, que contienen técnicas complicadísimas y son muy llamativos. Aunque en Latinoamérica sufrimos por igual olas de racismo y discriminación, considero que en Bolivia ha habido un cambio profundo, a tal grado que hay una íntima convivencia con la vestimenta originaria. Por ejemplo, el traje de chola es un orgullo para quien lo porta, y ellas confeccionan sus elaborados trajes de acuerdo a la moda interna, entre telas brillosas, zapatos coloridos y sombreros de fibra de lana que las acompañan en fiestas personales o bailes populares. Me atrajo igual esa otra mirada, más desde Latinoamérica, o el llamado Abya Yala, desde otras pensadoras, activistas y artistas, que reflexionan sobre los cuerpos, las imágenes, la colonización y la política diaria.

¿Cuál es su kit de herramientas y cuál es su metodología, dibujas o bordas primero?


Entre las dos pensamos el diseño pero Adriana por lo general es la que dibuja. Es un proceso con muchos detalles. El dibujo se pasa en papel albanene o mantequilla para poder calcarlo a un cartón que será cortado y envuelto con los hilos metálicos. Posteriormente es sujetado a la tela base y hay que darle puntadas con ese hilo metálico; Ahí es el momento de ponerle más y más adornos, entre más brilloso y vistoso, mejor. Nuestro kit de herramientas abarca muchas cosas: tijeras, agujas, hilos metálicos de colores, telas varias, bastidores, engrapadoras, clavos, martillos, pegamentos, piedras, lentejuelas, brillantes, cintas, cordones y cartones de diferentes grosores.

¿Qué música o qué rituales realizas para trabajar, bordar, bocetar?


Como somos muchas las involucradas en el trabajo, a veces escuchamos música, vemos series o documentales: desde teorías de conspiración reptilianas hasta vidas u obra de artistas y diseñadores. De vez en cuando prendemos un palo santo. Nos gusta también comer juntas, porque ahí reímos, nos contamos historias o nos aclaramos dudas. Ya en la noche, y como soy muy nocturna, por lo general ordeno los materiales, limpio el espacio de trabajo y termino si da tiempo algo que faltó, me cuesta trabajo empezar si no hay mucho orden.

¿Por qué bordar ? ¿Quién o quienes te motivaron a hacerlo?


Bordar y más bien todo lo relacionado al textil siento que lo tengo como una raíz, mis manos se acostumbran a los hilos y siento una enorme felicidad al estar en contacto con fibras. Me motiva saber que es un conocimiento de milenios, que al igual que la rueda, quien inventó el primer nudo ha revolucionado la vida cotidiana. Y hacer algo manual hoy en día, siento que refuerza el sentido de resistencia. Resistencia al consumo, al tiempo, a la obsolescencia, a la falta de conexión entre el pensamiento-sentimiento y manos.

¿Cuál es el mensaje de cada una de sus obras?


Cada composición contiene mucha alegría, no sólo mía, sino de todo el equipo que trabajamos. Para mí, hay un mensaje de fuerza y valentía. Pretende increpar a quien lo mire para decirle que la sexualidad femenina está libre y somos conscientes de ello. Que el mundo está dando un giro, porque es necesario cambiar la balanza urgentemente, ya estamos cansadas de toda la opresión patriarcal.

¿Qué sigue para Yina ? (exposiciones, catálogos, obras en pequeños formatos, etc.).


Ahora regresé a Bolivia, estaré aquí hasta que terminemos este proyecto textil para exponer todas las piezas. Está en puerta visitar algún país vecino, espero se logre cuando nos reactivemos.

Para información completa y otros procesos de estas habilidosas personas:

http://lassuciassomos.blogspot.com/2011/04/ke-xke-nos-inquieta-la-virgen.html

https://www.instagram.com/p/BTIk3H4Bq8h/

*Fotografías, cortesía de las artistas Georgina Santos y Adriana Bravo.

Publicaciones
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.