Cine mexicano conquista Venecia


Si creías que esta cuarentena no nos traería nada bueno, te equivocas; el deseo, el misticismo y el choque de dos nacionalidades, nos adentrará de la mano de Yulene Olaizola en una Selva Trágica.



Aunque creamos que en el cine solo existen las mismas historias y que ya todo ha sido contado, que para poder conocer algo nuevo se necesita viajar a otros mundos y buscar la magia que ya no se encuentra con facilidad, deberías echar un vistazo a este nuevo filme.

Esta historia nos remontará al misticismo que esconde cada lugar, principalmente la Selva maya de Quintana Roo que está colmada de mitos contenidos en la naturaleza la cual nos dará a conocer los extraños secretos que esconde.


Entre peligros en la jungla y pandemia en plena producción, llegó al festival de Venecia el filme “Selva Trágica” que coloca al espectador en 1920, en la frontera entre México y Belice. En la profundidad de la selva Maya, un territorio donde abundan los mitos, un grupo de mexicanos extractores del chicle, se adentran en la selva encontrando a una misteriosa joven beliceña, llamada Agnes. Desatando deseos y pasiones entre los trabajadores, sin saber que han despertado a Xtabay, un ser legendario que acecha en el corazón de la jungla.

Así como han llegado las felicitaciones para la mexicana por los dos premios del circuito alternativo del festival de Venecia, también las reseñas se han hecho presentes señalando el viaje mágico y mítico al que nos adentra la directora junto a Sofia Oggioni quien con increíbles planos impregna lo salvaje y la atractiva naturaleza, hasta cuando la película está completamente inmersa en una locura.


Son pocas las reseñas que ha obtenido Selva Trágica, no obstante, el largometraje no ha dejado a los expertos sin una crítica:

David Ehrlich, de Indie Wire:


...la cineasta mexicana Yulene Olaizola te seduce de la legibilidad de su premisa tan gradualmente que no te das cuenta de que has perdido el rumbo hasta que ya es demasiado tarde y toda la película se ha vuelto loca.

La crítica ha resaltado el gran trabajo de Sofia Oggioni, como Amber Wilkinson, de Eye For Film, quien comenta lo siguiente:


...la exuberante cinematografía de Sofia Oggioni resalta lo natural y lo salvaje. Luego está la voz en off de uso esporádico, que le da a los procedimientos un alcance poético y ofrece observaciones portentosas...

Este largometraje estuvo a cargo de Yulene Olaizola, directora mexicana ganadora de dos premios del circuito alternativo del festival de Venecia su western titulado “Selva Trágica”, de la mano de un equipo liderado por Rubén Ímaz, productor, guionista y editor quien también tuvo colaboración de cineastas como Israel Cárdenas, director de Dólares de arena y La fiera y la fiesta, y con la fotógrafa Sofía Oggioni, que aportó desde su experiencia de haber filmado en distintas selvas, y como Pablo Zimbrón, productor de Epitafio, José Miguel Henríquez, diseñador sonoro de todas sus películas, Federico González en sonido directo, con quien trabajó en Paraísos artificiales.

Sin duda esperamos con ansias este filme en cartelera, pero por cuestiones de la pandemia se han retrasado todas las actividades y los festivales están todavía definiendo fechas, también se ha puesto en duda si se pueden realizar en formato presencial o virtual. Hasta que estas dudas no se resuelvan no sabremos cuándo se podrá presentar. Pero la idea es que una vez que pase por Venecia, Selva trágica siga con su ruta de festival y que el próximo año pueda verse en cartelera y plataformas digitales.

Publicaciones
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Contacto

NeoPulp, Año 1, junio 2017, es una publicación periódica editada por Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720, www.neopulp.com. Editor responsable: Viridiana Morales . Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 03-2017-000000000000-00, ISSN: 0000-000, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este sitio, Viridiana Morales, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, C.P. 54720.